“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. (Albert Einstein, físico)

Bienvenido tu Agencia Digital de Diseño y Desarrollo Hypermedia.
Talento, Creatividad y Conocimientos Listos para obtener resultados.

Puebla
+52 222 782 7028
contacto@ifelse.mx

Snap Tag: ¿desaparecerán los códigos QR?

Unitag Qrcode 1375128933211

Quick Response Code, eso es lo que significa en inglés los conocidos como códigos QR. Estos “cuadraditos” que cada vez se dejan ver más en cajas y envoltorios de productos, carteles publicitarios, portadas de revistas, tarjetas de visita, etc., tienen un origen curioso antes de que se utilizaran con fines mercantiles.

Sus inicios se encuentran en la industria de fabricación de vehículos, concretamente en el área de repuestos donde se utilizaban para registras éstos, y más adelante se extendió su uso en la administración de inventarios de diversas industrias. Su “salto a la fama” se dio cuando se incluyeron lectores de códigos QR para los terminales móviles y tablets, momento en el cual se le empezaron a dar otros usos más orientados al consumidor y al marketing.

El empleo de los códigos QR está permitiendo ahorrar tiempo y evitar fallos ya que evitamos tener que introducir datos de manera manual. Sus dos usos más comunes son, por un lado, la impresión de los mismos en tarjetas de presentación con la información de un contacto que se añade directamente a la agenda del terminal móvil; y por otro lado, el enlace a direcciones y URLs de webs corporativas, páginas de Facebook, perfiles de Twitter, o cualquier otra dirección que podamos introducir en la barra de direcciones de nuestro navegador.

Un detalle importante sobre el código QR es que, a diferencia de otros formatos de códigos de barras bidimensionales como el BIDI, su código es abierto y sus derechos de patente (propiedad de Denso Wave) no son ejercidos, por lo que se pueden crear de forma gratuita.

Su hegemonía se ha visto amenazada por la aparición de un nuevo tipo de código similar, aunque con un aspecto visual mucho más atractivo, todo sea dicho. Se trata de los códigos Snap Tag, creados por la empresa Spyderlynk con el fin de hacer más atractivas las campañas de marketing.

La ventaja que trae consigo este nuevo código es que ofrece más opciones de personalización, pudiendo insertar en ellos el logo de la marca, una imagen o cualquier otro gráfico que se desee para la
ocasión. Su aspecto es más moderno y vistoso: es circular y en el centro lleva insertada la imagen o logo de la empresa que lo adquiera, e incluso un texto. Y digo “adquiera” porque es un dato importante decir que, a diferencia de los QR, no son gratuitos. Este factor seguramente le supondrá un gran contratiempo si su idea es quitarle el puesto al viejo QR.

El funcionamiento del Snap Tag es el mismo prácticamente, ya que se escanea con una aplicación para móviles o tablets (las hay gratuitas) y nos lleva al enlace o contenido que se haya especificado en él. Sin duda la mayor ventaja del Snap Tag es su diseño mas atractivo y llamativo, pero el código QR cuenta con la gran ventaja de ser gratuito.

¿Diremos adiós al código QR algún día? ¿O podrán convivir ambos en paz y armonía?

Leave a Reply